La situación laboral en México desde ya hace muchos años viene decayendo y en este último tiempo se vio aún más afectada debido a la pandemia. Los mexicanos padecen la falta de trabajo y una solución para recuperar la ocupación es la subcontratación. 

Antes de que el mundo se parara por completo por el Covid -19, ya en México se notaba la precariedad laboral. Más de 32 millones de personas no contaban con el dinero suficiente para comprar la canasta básica para dos personas. 

Con números alarmantes, que todos los días siguen creciendo, son más de 34 millones de personas las que trabajan sin tener acceso a los servicios de salud de la seguridad social. Y es aquí donde las empresas no cumplen con sus obligaciones y la subcontratación es el camino más acertado. 

Algunos de estos trabajadores, no poseen la afiliación obligatoria, por más de que tengan un trabajo pago y subordinado. De hecho,  la carencia por acceso a seguridad social es la más elevada entre las otras que se usan para “medir” la pobreza. 

Ante esta terrible situación, son muchos los mexicanos que deciden trabajar por su cuenta, pero esto implica estar excluido y en estado de incertidumbre. No contar con seguridad social, conlleva, también no acceder al sistema en caso de enfermedad. 

La precariedad laboral si bien se ve en todos los sectores, se hace notar mucho más entre las mujeres. La parte femenina de la población, tiene menor participación laboral. En el caso de las que trabajan, reciben salarios muy bajos con carga horaria elevada. Algunos de los trabajos más comunes son: labores de cuidado y domésticas.

La subcontratación: una solución viable para recuperar empleos

La mayoría de las empresas que realizan la subcontratación, lo hacen para reducir costos, mejorar la eficiencia y ganar productividad. Estos empresarios que toman esta decisión confían al 100% en esos proveedores que actúan como el área de recursos humanos.  

Grupo Ledo, es una de las empresas de subcontratación que responde a la necesidad inmediata de las empresas. Ofrece una solución inmejorable, ya que permite flexibilizar el trabajo y  ahorrar costos. 

Además, se focaliza en hacer hincapié en la gestión personal, una gran solución laboral cuando es utilizada de manera correcta. La tercerización sin duda que ayuda a distintos sectores económicos del país. Gracias a este servicio se aumenta la productividad y los índices de informalidad bajan. 

Existen muchas empresas pequeñas en México, que de ningún modo pueden hacerse cargo de las obligaciones que deben cumplir con sus empleados, es por esto que la solución a la recuperación de la ocupación del país es la subcontratación. 

La necesidad de falta de trabajo se puede visualizar a diario y son las empresas las únicas que pueden bajar esta demanda. Por eso la externalización es una de las mejores soluciones. 

Las razones más importantes de una empresa para contratar el servicio de subcontratación

La posibilidad de ahorrar dinero, es una de las principales, como mencionamos anteriormente. Pero otra de las razones y una muy importante es que buscan un servicio de calidad que este desarrollado por expertos responsables. 

Contratar el servicio de tercerización, es una gran posibilidad para que las empresas puedan atender otros aspectos que estén relacionados con la actividad principal del 

negocio.

Beneficios de contratar los servicios de tercerización 

  • Contar con personal cualificado 
  • Reducir costos
  • Centrarse únicamente en el negocio y no en las obligaciones para con los empleados. 
  • Lograr competencia y liderar el mercado. 
  • Reducción de riesgos

Por supuesto que hay empresas de subcontratación que no cumplen con la ley, es por esto que en la actualidad el gobierno mexicano está actuando con más rigurosidad. Así mismo, existen aquellas que sí cumplen con lo que la ley establece y actúan con el único propósito de hacer valer los derechos de los trabajadores.

La importancia de la tercerización en México

Muchas de estas empresas que se dedican a ofrecer el servicio de tercerización, trabajan para generar empleos legales. 

Comienzan con el proceso de reclutar personas idóneas para el puesto, las capacitan y se aseguran de que su labor en las empresas sea positivo y completo. De este modo, se forman las bases para que estos empleados trabajen dignamente a cambio de un salario.