En la actualidad es muy común que a diario se escuche por cualquier lado la palabra estrés, pero realmente ¿se utiliza adecuadamente?. 

En primera medida y para centrarnos en el tema, vamos a desarrollar la definición de estrés laboral: se produce debido a la excesiva presión que tiene lugar en el entorno de trabajo.

Por supuesto que las causas pueden ser muchas y no afectan de la misma forma a las personas. Esto va a depender mucho de lo que cada una de ella soporta. Pero de lo que si estamos seguros es que ninguna estaría conforme cuando se producen condiciones laborales insatisfactorias. 

El estrés laboral puede traer consecuencias para la persona que lo padece que en algunos casos son bastantes graves. Y si esto se produce el empleador no puede mirar para el costado, ya que también se verá reflejado en el trabajo: 

  • Productividad reducida
  • Rotación de empleados
  • Disminución en la calidad de los servicios realizados
  • Pérdida de tiempo y de dinero

Causas principales del estrés laboral ante un trabajo informal 

Como mencionábamos al comienzo, son muchas las causas que pueden producir estrés laboral en una persona. Pero existen algunos factores que afectan de manera negativa a los empleados, produciendo insatisfacción. 

La falta de ofertas de trabajo en la actualidad en México es un problema que origina crisis en los distintos sectores económicos. Esta situación genera también estrés entre la población. Es por esto que muchas empresas del país optaron por realizar el contrato de personal de manera remota y responsable. 

A continuación, podrás ver una lista de las principales causas que se producen debido a los trabajos informales: 

  • Salarios bajos: uno de los puntos principales son los bajos sueldos que se reciben por abajo de la mínima en muchos casos.
  • Mala relación con el patrón: en algunas ocasiones se produce una mala relación por tener actitudes desconsideradas o exigir más de lo debido sin tener en cuenta los derechos del trabajador. 
  • Bajas posibilidades de crecimiento: esto es muy frecuente cuando los trabajadores informales son profesionales, ya que la mayoría de ellos tiene aspiraciones de crecer en su puesto de trabajo. Cuando esto no sucede se produce un desequilibrio y bajo rendimiento. 
  • Malas condiciones laborales: el exceso de horas, las políticas de la empresa, el trabajo rutinario y precario, son parte del estrés laboral de un trabajador. 
  • Inestabilidad laboral: al no tener un contrato formal, el trabajador se siente inseguro. Este tipo de contrato no le permite proyectar en su vida, crecer profesionalmente y sentirse satisfecho en lo personal. 

Estas causas generan por supuesto consecuencias y pasan a ser una respuesta negativa del trabajador hacia su propio trabajo. Estos síntomas del estrés laboral son negativos para ambas partes (empleado y empleador).

Consecuencias del estrés laboral por un trabajo informal

Para la mayoría de las personas tener un trabajo formal, con todo lo que la ley implica es todo lo que se desea. El trabajo aparte de ser una fuente de sustento y desarrollo económico, aumenta la autoestima y genera crecimiento personal y profesional. 

Así como para las personas que tienen la suerte de tener un trabajo formal, se encuentran aquellas otras que trabajan todos los días bajo la informalidad. Como explicamos a lo largo de este texto, la insatisfacción laboral afecta el rendimiento de los empleados y la productividad de la empresa.

La respuesta ante esta situación es clara: las empresas deben generar puestos de trabajo formales, procurando que el entorno físico sea el adecuado, con un salario digno y con las cargas sociales correspondientes. 

Los trabajadores que realizan su labor bajo las causas mencionadas, se encuentran desmotivados, no poseen ningún tipo de interés por lograr buenos objetivos. Las funciones que deben realizar a diario se hacen sin ganas, ya que no reciben lo que corresponden a cambio. 

Cada persona es un mundo y cada una de ella expresa sus sentimientos de diferentes formas. Pero el estrés laboral por tener un trabajo informal en la mayoría de los casos produce ansiedad y depresión. 

Estas reacciones físicas pueden estar acompañadas por distintas sensaciones diarias que son la angustia, tensión, agobio y nerviosismo. Los efectos negativos son muchos y hay que prestarles atención.