Como es de público conocimiento en México la subcontratación es una modalidad muy utilizada por las empresas, pero hay algunos sectores que encabezan la lista y te los contaremos en detalle. 

Algunos subsectores económicos, como son la industria alimentaria, la fabricación de equipo de transporte, hoteles, restaurantes y tiendas de autoservicio estarán el próximo año bajo la mirada atenta de la reforma de ley. Estos sectores son los que más personal subcontratan. 

Los empresarios del sector solicitaron al gobierno que por favor no se elimine por completo la posibilidad de subcontratar personal y que los plazos se extendieran  hasta febrero del 2021.

Además, insisten que el tiempo que llevaría la reforma, hasta ajustar todas sus nóminas podría tardar un año. El tema preocupa a los empresarios, porque muchos de ellos no se podrán hacer cargo de los costos y para otros le será muy difícil seguir en el rubro.

Cifras de subcontratación en México 

En el año 2018, los sectores que más subcontrataron personal realizaron, fueron: agua, electricidad, gas con un 42%, minería con un 33.4%, comercio 19.1% y por último manufacturas con un 17.9%.

Según los datos obtenidos de los Censos Económicos 2019, se indica que más del 17.3% del personal con trabajo en el año 2018 no dependía de la empresa en la cual estaba llevando a cabo el trabajo. 

En el último año la cifra aumento aún mucho más, con 1,1 millón de personas bajo el régimen de outsourcing. 

Sector de electricidad, agua y gas

La mayor parte del personal que realiza los trabajos no depende de la razón social que corresponde a la actividad de suministro de gas, agua  y de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica.

El estado de Quintana Roo, es el que posee un mayor porcentaje de empleados subcontratados, llegando al 35.4%. Luego se encuentra ubicado, baja California Sur, Ciudad de México, Nuevo León, Querétaro, Coahuila, Sonora y Jalisco.

Comercio

En el año 2018 se “registraron” 7,5 millones de personas trabajando en el sector, de los cuales un 19% era subcontratado. Los números del sector: 

  • Tiendas de autoservicio y departamentales:  37.4% 
  • Venta de vehículos de motor, refacciones y combustibles: 13.5% 
  • Venta de abarrotes, alimentos y bebidas al por mayor: 12.7%

En este sector el porcentaje de trabajo entre hombres y mujeres son más parecidos. Los primeros con un 53%, mientras que las damas con un 47%.

Servicio

En este sector, la subcontratación se concentra sobre todo en los hoteles y en los restaurantes con un 26.7%. Seguido se encuentran los servicios financieros y de seguros con un 16.8% y por último los negocios y manejo de desechos con un 10.1%.

 Manufacturas

En el año 2018, este sector contaba con alrededor de 6,4 millones de personas, de las cuales el 17,9% de ellas era contrata por bajo el sistema de outsourcing. Luego con un 53,6% se encuentra el transporte, la industria alimentaria, plástico y hule, y productos metálicos. 

De acuerdo al tamaño de las unidades económicas son los empleados subcontratados. Por ejemplo, en empresas con no más de 10 trabajadores, el 81% no cobra un sueldo base, solo comisiones y honorarios. 

En el caso de empresas más grandes, con más de 250 trabajadores, casi la totalidad de ellos es contratada de manera formal. 

En este sector, son los hombres los que se llevan la cifra más elevada de subcontratación con un 67%, mientras que las mujeres un 33%.

Una nueva forma de empleo

El objetivo del presidente López Obrador, con la iniciativa de la nueva reforma de la ley es que los trabajadores mexicanos puedan realizar una determinada labor bajo un contrato formal, con todo lo que la ley indica: salario digno, vacaciones, aguinaldo, licencia por maternidad, etc. 

En tanto, la consultora Deloitte, también tiene una opinión formada. Para ellos, las empresas tendrán que realizar un análisis interno, con esto podrán visualizar donde está el riesgo. Además, podrán proyectar cuáles van a ser los impactos que sufrirán por la nueva reforma. Eso sí, deberán hacerlo con tiempo para saber dónde se encuentran parados y poder tomar las decisiones necesarias.