El teletrabajo se instaló en México, luego de los meses de distanciamiento social que se padeció en todo el mundo. Esta modalidad, en primera medida fue adquirida como un método de urgencia y luego se estableció para quedarse.

En realidad, el trabajo remoto lleva un tiempo, pero siempre estuvo rodeado de muchos mitos que se fueron derribando de a poco. Gracias a la pandemia se comprobó que los trabajadores podían realizar sus trabajos de la misma manera que lo hacían en la oficina.  

Debido a todo esto, casi todas las empresas de México comenzaron a prestar atención a esta modalidad para adquirirla y de esta manera ofrecer más puestos de trabajo. 

Una de las alternativas que también se está implementando es la tercerización de servicios, que también se pueden gestionar por fuera de las oficinas físicas. Por supuesto que este servicio debe ser responsable para que los derechos de los trabajadores se cumplan. La tercerización es muy utilizada para qué las cifras del trabajo formal crezcan. 

Este servicio es beneficio para ambas partes. Para la empresa los costos se reducen, no necesitan de un espacio físico y se logra más eficacia en los distintos sectores. Para los empleados no hay nada mejor que trabajar desde la comodidad del hogar, recibiendo un salario digno a cambio. 

Se espera que estas dos tendencias (tercerización y teletrabajo) sigan creciendo cuando se termine esta pandemia. Estas modalidades ayudarán a potenciar el trabajo de una vez por todas. 

El teletrabajo: una oportunidad para las empresas 

Como decíamos en los párrafos anteriores, el teletrabajo fue una gran oportunidad para muchas compañías. Estas pudieron enfocarse un su objetivo principal, orientarse a los resultados, además de trabajar con eficacia. 

Por supuesto, que esta modalidad implico que los empleados aprendieran a trabajar de forma más ágil, y metodológica. Para esto es necesario la capacitación por parte de las empresas, de este modo se logra eficiencia y se consiguen los resultados. 

Para todas las empresas es un reto importante el teletrabajo. Son ellas las responsables de cumplir con sus empleados, tanto en todo lo que contempla el contrato, como en las herramientas para llevarlo a cabo. 

La tercerización: ¿la nueva área de Recursos Humanos?

El sector de Recursos Humanos, es parte de una empresa y su objetivo es administrar todo lo que tenga que ver con el personal. A media que los años fueron pasaron, las compañías se percataron en que lo más valioso que poseen es el capital humano.  

Este fue el motivo por el cual, se prestó más atención en el área. Los procesos de reclutamiento de personal, selección, capacitación, entre otros tantos se volvieron uno de los puntos más importantes de las empresas. 

Tener resuelto este aspecto, es beneficioso para las compañías. Esto contribuye positivamente a los diferentes proyectos y objetivos con los cuales se logra un correcto funcionamiento del negocio. 

En la actualidad, son cada vez más las empresas que se animan a esta práctica y tercerizan todo el sector de Recursos Humanos, para así centrarse exclusivamente en el negocio central. 

Otro beneficio de tercerizar el área, es que podrán ingresar a las mejores prácticas del mercado y a las últimas tecnologías. Es importante que la empresa y la compañía que presta el servicio funcionen en conjunto, de lo contrario los resultados no serán los mejores. 

Cada vez es más común que empresas de todos los tamaños, minis, medias y grandes opten por esta modalidad.  De hecho, lo hacen en con la mayoría de las áreas que constituyen la empresa. 

Contratar a una empresa responsable que ofrece tercerización, genera una baja en los costos. Además, los ayuda a crecer y reducir servicios según las necesidades que posean en determinados momentos. 

Hoy en día, todos los sectores de las empresas están pasando por estos avances y obteniendo beneficios de ellos. Los procesos productivos se simplifican y se logran que la producción aumente. 

En pocas palabras, podemos afirmar que México necesita del teletrabajo para que los habitantes trabajen bajo un contrato formal con todo lo que la ley establece. Así mismo, también es necesario que las empresas de tercerización que abusan de los trabajadores dejen de hacerlo y la reforma de ley termine siendo positiva.