El home office es una realidad que llego para quedarse después de los largos meses de confinamiento que se vivió el año pasado. La mayoría de los trabajadores al no ser esenciales no podían asistir a sus oficinas.

Es por este motivo que muchas empresas en México tomaron la decisión de que sus empleados llevaran a cabo las actividades desde su hogar. Algunos de ellos debieron cumplir horarios, mientras que para otros fue un poco más flexible.

Por supuesto que como todo lo nuevo hay detalles que hay que afianzar. Los trabajadores se empezaron a dar cuenta de que en muchas situaciones los jefes no respetaban el horario laboral estipulado, el horario para comer, entre otras cuestiones.

Si bien queda claro que se deben tener en cuenta los derechos laborales de los trabajadores, el tema del teletrabajo es profundo. El cambio de rutina y esta nueva modalidad trajo consecuencias psicológicas para algunas personas, entre otras cosas.

Por toda esta situación, se realizaron algunas reformas necesarias a la Ley Federal del Trabajo. La misma no se irá a aplicar por lo menos hasta 18 meses después. En este tiempo el Gobierno federal tendrá que desarrollar una Norma Oficial Mexicana que domine las nuevas obligaciones.

Los puntos más importantes de la reforma al home office

  1. Definición de teletrabajo: se entiende que una persona realiza esta modalidad cuando lleva a cabo sus actividades laborales en un lugar distinto a la oficina o las instalaciones de la empresa que lo contrata.

Además, se tienen en cuenta aquellas actividades que usen las nuevas tecnologías de información y la comunicación.

  1. Costos procedentes del home office: los empleadores se tienen que hacer cargo de todos estos gastos. Por ejemplo, el jefe tendrá que abonar una parte proporcional de la factura de la luz y de internet.
  2. Equipos de trabajo: son las empresas las responsables de entregar a sus empleados los equipos necesarios para realizar el trabajo. Además, se harán cargo de la instalación y mantenimiento. Por supuesto que los trabajadores, tendrán que cuidar los mismos y conservarlos. Este punto está estipulado en el artículo 311 y la adición del Capítulo XII Bis de la Ley Federal del Trabajo.
  3. Derecho a la desconexión: fuera del horario laboral, los trabajadores tienen el derecho de no contestar email, llamadas, mensajes de WhatsApp, además de desconectarse por completo de la plataforma de trabajo hasta el día siguiente.
  4. Datos personales: los empleadores tendrán que cuidar los datos personales y el derecho a la intimidad de sus empleados.
  5. Salarios: los patrones, deberán dar el mismo salario por la misma actividad a aquellos empleados que realicen home office y a aquellos que asistan a la oficina.

¿Cómo impacta el home office en la vida profesional?

Como mencionábamos al comienzo del texto, la pandemia por Covid-19 produjo un cambio drástico para muchos trabajadores administrativos y el trabajo remoto es la nueva forma de trabajar.

Esta modalidad tiene muchas ventajas: ahorrar tiempo de viaje hasta la oficina, pasar más tiempo con la familia, la vestimenta, etc. Pero, también tiene algunos puntos negativos y parece ser que el más importante es el contexto social.

No poder asistir al lugar de trabajo, no tener contacto con los compañeros, conlleva en muchas ocasiones a sentir soledad. Además, está comprobado que la creatividad, la innovación y el aprendizaje se reducen mucho.

Cuando termine de una vez por toda la pandemia en su totalidad se van a saber con certeza cuáles son los aspectos positivos y negativos de cada sector. Así mismo, se piensa que la productividad para algunas empresas podría verse afectada, mientras que en otros casos es lo contrario.

Por supuesto que el confinamiento al ser obligatorio, trajo algunas complicaciones en cuestiones emocionales. Las escuelas también dejaron de ser presenciales y de un momento a otro los padres tuvieron que guiar el aprendizaje de sus hijos y trabajar al mismo tiempo.

Otro de los puntos que se tienen en cuenta y preocupa a los empresarios en cuanto al teletrabajo, es el momento en los que los procesos se deben mejorar. Para ello los empleados deberán estar concentrados al 100% en su tarea. ¿Esto es posible desde la cotidianidad del hogar?

El tema del home office es profundo y hay mucho que ver. De poco nos iremos acostumbrando y un futuro pasará a ser tan normal como ir todos los días a la oficina.