El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador a comienzos de este año lanzo algunas reformas constitucionales para terminar con determinados órganos constitucionalmente autónomos. Entre ellos se encuentra, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, Acceso a la Información, Instituto Nacional de Transparencia y Protección de Datos Personales.

Además, estos órganos están considerados en la Constitución y poseen independencia jurídica de los poderes del Estado. Así mismo, tienen rivalidad sobre ciertas materias y autonomías. Esto significa que pueden llevar a cabo actos jurídicos frente a terceros. En pocas palabras, pueden desempeñar funciones públicas, control y equilibrio en los otros poderes del Estado.

Según los datos impartidos por el presidente, las reformas mencionadas son útiles para ahorrar en los recursos del presupuesto. Además, añade: “el dinero destinado a esos organismos no es un beneficio para los ciudadanos. Por ejemplo, con los recursos que poseen se podrían contemplar los gastos de la mitad de las vacunas contra Covid-19 que necesita el país”.

Organismos constitucionales

IFT, se creó en el año 2013 y es un órgano constitucional autónomo. La función que cumple es de controlar la prestación de servicios de radiodifusión y todo lo que tenga que ver con las telecomunicaciones en México.

Los miembros que lo componen son aconsejados por el presidente y seleccionados por el Senado. El mandatario, López Obrador, propone que la Secretaría de Comunicaciones y Transporte absorba sus funciones.

Creado en el año 2014, el INAI, es el organismo constitucional autónomo garante para que se cumplan los derechos importantes:

  • Protección de datos personales
  • Acceso a la información pública

Para el presidente de México quienes podrán asumir las funciones serían: la Auditoría Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Pública y la Fiscalía Anticorrupción.

Por supuesto que algunos sectores no estuvieron de acuerdo con las medidas impartidas por el presidente. Entre ellos se encuentra, por ejemplo, Adolfo Cuevas Teja, el presidente del IFT, quien opina: “existen acuerdos para la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá. Se pactó la existencia de un órgano para que pueda regular las telecomunicaciones en México.

Otros de los que no está a favor de las medidas, es la organización internacional (artículo 19), quien también imparte su opinión: “si se elimina, por ejemplo, el INAI, provocaría graves consecuencias en los derechos humanos del país”.

Datos importantes para tener en cuenta

  • Año 2019: se interpusieron muchos recursos de revisión en Contra de la Oficina de la presidencia desde el año 2003.
  • Año 2020: la oficina de la presidencia se declaró incapaz de responder solicitudes de información en determinadas ocasiones.
  • En años anteriores se registraron violaciones a la privacidad de activistas y periodistas por parte del Gobierno. Esto lo indican muchas investigaciones realizadas.

El discurso con templanza de López Obrador

La propuesta que llevo a cabo el poder Ejecutivo, forma parte de la manera en que el presidente actual realizó su campaña presidencial. Esto también se reflejó en la desaparición de 109 fideicomisos, con los cuales el gobierno ganó 68.400 millones de pesos.

Estos fideicomisos representaban un beneficio para los defensores de los derechos humanos, periodistas, comunidades científicas, productores del campo, atletas paralímpicos, entre otros tantos. En la actualidad los fondos son manejados por las secretarías centrales y desde ahí se dan a los beneficiarios.

Para el presidente de México estas medidas son muy importantes, ya que de este modo se podrá terminar con la corrupción. Además, comparo los organismos autónomos con los fideicomisos: “ambos fueron creados para manejar el dinero público. Para López Obrador el debate seguirá.

El proyecto de la eliminación de fideicomisos fue aprobado por la Cámara de Diputados, luego de un duro debate de 19 horas y también por el Senado. Luego de un mes el presidente público el decreto, aun teniendo miles de organizaciones y ciudadanos en contra.

En tanto, la eliminación de las antiguas estancias infantiles, trajo sus consecuencias, por su puesto. Estas entidades eran una especie de guarderías para el sector más pobre de México.

Fue el presidente quien tomó la decisión de cancelar el programa que financiaba a la entidad para enviar ese dinero a las familias. El objetivo de esto, es que sean los responsables de los menores quienes decidan quien los cuidan.