La actualidad del sistema educativo en México no es el mejor. Las autoridades del sector se encuentran ante un gran reto: asegurar el regreso a las aulas de millones de estudiantes. Esta modalidad será viable si es de forma segura y aquí está el problema.

La modalidad presencial está aprobada por parte de la Secretaría de Educación para aquellos estados que tengan semáforo verde. Así mismos los maestros y padres de estudiantes de esas zonas no están seguros de las condiciones sanitarias en las que se encuentran los establecimientos.

El Estado de Campeche, es el primer lugar al que se le está dando más importancia al respecto del regreso a clases. Esto se debe a que las autoridades lanzaron el programa de vacunación a los maestros de la zona como una medida prioritaria para el inicio lectivo.

Plan inicial para el comienzo seguro de las clases

Una de las primeras medidas tomadas para que los alumnos puedan asistir a clases, es que los mismos formen grupos de acuerdo al número de matrícula. De esta manera se dividirán en días.

Pero las medidas no alcanzan para darle seguridad a los docentes y padres de alumnos que se niegan a que las clases sean presenciales. Por ejemplo, en el estado de Campeche, el 40% de los maestros sufre alguna enfermedad que los coloca en el grupo de riesgo.

Otro punto importante a tener en cuenta, es que el 85% de las instituciones en el estado cuentan con una infraestructura rehabilitada. En algunas hasta existían problemas de agua potable, que ya fueron solucionados. Esta situación por supuesto que es grave, pero a la hora de evaluar los colegios también se debe tener en cuenta:

  • Ventilación en las aulas: es necesaria para garantizar la circulación y renovación del aire
  • Aulas sin ventilación: se recomienda colocar carpas o espacios opcionales en ambientes abiertos, como por ejemplo el patio del establecimiento.
  • Espacio adecuado para que exista una distancia de 1.50 metros entre cada estudiante.

Además de estos puntos, la cantidad de alumnos no podrá ser mayor a 10, mientras que antes de la pandemia por lo menos había 25 por aula. El uso de cubrebocas es obligatorio durante el tiempo que se permanezca en las escuelas.

Expertos en el sector, indican otros puntos importantes para tener en cuenta a la hora del regreso presencial de clases y son los siguientes:

  1. Docentes mayores a 60 años y aquellos que posean sobrepeso y enfermedades crónicas, entre otras no se les permitirá regresar a las aulas.
  2. Evitar aglomeraciones: para que esto sea posible, se recomiendan que se sigan desarrollando actividades para realizar a distancia.

Otros Estados de México

Por su parte, la secretaria de Salud de Michoacán, Diana Carpio Ríos, informo que en su Estado se llevó a cabo un análisis de las condiciones de salud de los trabajadores del sector educativo.

Se llegó a la conclusión que solo el 6% de los trabajadores del sector tiene más de 60 años. Así mismo para ellos también es importante detectar el resto de los maestros que se encuentra en el grupo de riesgo por poseer alguna enfermedad preexistente.

Otro de los puntos que se tendrán en cuenta a la hora de confirmar la reapertura, es cuanto de los estudiantes menores viven con sus abuelos o con familiares considerados de riesgo.

La secretaria, además, añadió: “que están trabajando muy duro para desarrollar estrategias por cualquier brote que surja en las escuelas. La idea no es cerrar las puertas ante el primer contagio, sino frenarlo de alguna manera”. “En primer momento se aislará a la persona y a los contactos estrechos”. La funcionaria es consciente de que el tema es demasiado delicado.

Por el momento, como mencionamos al comienzo del texto solo los estados en semáforo verde estarán habilitados para recibir a los alumnos, mientras que los de color naranja no.

El regreso a las aulas, sin duda que es un reto importante que México tendrá que enfrentar. Además de realizar un control exhausto de cada una de las instalaciones, se deberá prestar mucha atención en la movilidad que esto genera.