El outsourcing es un proceso por el cual una empresa contrata a otra corporación para desarrollar un área del negocio. Desde hace ya varios meses, la discusión por la prohibición de esta modalidad sigue ocupando los primeros lugares en México. El tema preocupa a muchos sectores y se espera que se tome una solución acorde luego de las elecciones.

Esta nueva reglamentación que se pretende llevar a cabo según lo expuesto por Andrés Manuel López Obrador, seguramente proporcionara consecuencias graves en la seguridad social, el empleo, la economía. Las empresas y la competitividad también son parte de la lista.

El outsourcing abusivo en México lleva muchos años, por ello se pretende terminar de una vez por todas con esta situación. Los trabajadores mexicanos merecen recibir salarios dignos y que se cumpla lo que la ley establece al respecto. Pero como todo tema importante tiene mucha tela por cortar.

Los daños más importantes por la eliminación de outsourcing

Algunos organismos importantes como: Coparmex, American Society Of México, World Employment Confederation, Canacintra, International Organisation of Employer y CCE y otras empresas opinan que si el outsourcing se elimina por completo provocará muchos daños en la economía del país y estos son los más importantes:

  1. Pérdida de empleos: por lo menos 5 millones de personas están contratadas bajo el esquema laboral de outsourcing.
  2. Empresas: cancelación de inversiones, empleos por parte de empresas de Asia, Europa y Estados Unidos. Las mismas optarán por irse a países con economías competitivas y sistemas laborales flexibles.
  3. Impacto en las elecciones: serán en junio de este año y se producirá un efecto político-electoral. Además, la situación de inseguridad social será un detonante contra la paz social.
  4. Competitividad: se disminuye la competitividad a Norteamérica como región económica. Así mismo, el mensaje que recibirá Estados Unidos no será el mejor para seguir con las inversiones.

Opiniones de distintos sectores por la supuesta prohibición de outsourcing

Al finalizar el año 2020, el presidente del país azteca firmó que la mayoría de las empresas de México y también extranjeras utilizaron los beneficios impartidos por el outsourcing para poder lograr la defraudación fiscal. De este modo, miles de trabajadores se quedaron sin trabajo durante la pandemia.

Por su lado, el presidente de la Confederación Mundial de Empleo para América Latina, Miguel Pérez García, opina que el outsourcing será sin duda una herramienta de gran ayuda para darle batalla a la crisis que arrojo el COVID-19.

Esta opinión por supuesto que la respalda con puntos importantes:

  • Crear empleo formal
  • Proteger a los empleados
  • Costos más eficientes
  • Modelos innovadores y centrados en materia de gestión personal.

Además, el empresario insiste en que el sector privado, las autoridades y la sociedad civil de México se unan para sacarle provecho al máximo al outsourcing. Por supuesto que todo esto tiene que ir acompañado de buenas prácticas laborales y fiscales para terminar el abuso de algunas empresas.

En tanto, el presidente de la Sociedad Americana de México, Larry Rubin, lanzó su opinión al respecto del tema que preocupa a muchos y dice: “si la prohibición del outsourcing se realiza tal cual lo plantea el presidente de México, llevará, sin dudas, sector laboral a un tercermundismo, porque se reduce ampliamente el empleo, la inversión y el crecimiento económico”.

Agrega: “el outsourcing es usado en los países industrializados y en países de primer mundo y si se termina con esta modalidad, será para México un retroceso con otros países”.

¿Por qué se quiere eliminar el Outsourcing?

Lo que se quiere eliminar es la práctica abusiva del esquema outsourcing, ya que muchos trabajadores son contratados bajo esta modalidad. Los derechos de ellos no se cumplen y tampoco (en la mayoría de los casos) reciben un salario acorde a las horas trabajadas.

Las empresas que contratan a sus empleados bajo outsourcing se aprovechan de los vacíos legales, ya que no declaran certeramente cuánto gana el trabajador y por ello se produce un delito fiscal. Este es un problema para el empleado que no podrá cotizar su pensión futura y para el estado.

En México las empresas también se aprovechan del outsourcing porque de esta manera se ahorran de poseer un sector de recursos humanos que se dedique a la selección y reclusión de empleados. Además, los costos se reducen, al igual que los tiempos.