El Covid-19 sigue generando incertidumbre en la economía de México y también en la de la mayoría de los países del mundo. Si bien en el país azteca el proceso de vacunación está siendo un poco lento que, en otros más desarrollados, se prevé que este 2021 sea mucho mejor que el anterior.

Esta esperanza se debe a que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, lanzó un estímulo fiscal. Además, a esto hay que sumarle que Estados Unidos sigue creciendo y existen bajos niveles en las tasas de interés. Así mismo los primeros meses de este año fueron una extensión del 2020, ya que se vivió en gran parte del mundo la segunda ola de Covid.

¿Cuáles son las razones por las que se cree que el 2021 va a ser un mejor año?

Si bien el momento exacto en el que la economía comience a normalizarse depende de muchas cosas y no se sabe certeramente cuando será, hay algunas variables que, aunque sea dan esperanza.

Uno de los indicios más importantes para la economía de México es que la situación financiera del país del norte (EE. UU.) crezca aún más y también se aprueben algunos estímulos fiscales y programas sociales. Al estar relacionados ambos países se podría pensar que los beneficios para los mexicanos serían muchos.

Otro de los puntos que se tienen que tener en cuenta a la hora de pensar en un avance la economía en este 2021, es que algunas actividades deberán crecer y el costo del dinero se está abaratando. Esto puede ocasionar que haya más intercambio de recursos y sería un beneficio también para México a mediano o largo plazo.

México: estímulo fiscal para las empresas y población

El país mexicano fue uno de los países que menos impartió estímulos fiscales a sus empresas y población. Por supuesto que esta decisión tomada por el gobierno actual ya está teniendo sus consecuencias. De hecho, todas las empresas (de todos los tamaños) poseen un desafío importante para mantenerse en pie.

El nivel de desempleo ha aumentado y si la ayuda no llega a tiempo esta situación se irá incrementando a lo largo de este 2021. Otro aspecto fundamental es que también se depende del consumo interno. Básicamente todo está relacionado, si no hay empleos y apoyos el consumo claramente va a disminuir. Así como también caerán las utilidades de las empresas.

En pocas palabras, es un círculo vicioso donde el poco movimiento en la actividad económica por medio de un estímulo fiscal bien enfocado puede traer consecuencias a corto plazo. La inseguridad en las calles, la falta de trabajo se empezará a notar cada vez más.

Sectores: ¿cuáles se recuperarán más rápidamente en este 2021 y cuáles no?

Como era de esperar, los sectores más favorecidos para este año son la industria automotriz, la manufactura de productos electrónicos y la industria agrícola. Además, se le suman a la lista los sectores de logística, comercio electrónico, distribución, medicamentos, etc.

Existen otros sectores que dependen exclusivamente del impacto que genere el programa de vacunación, por ejemplo: hotelería e inmobiliario. Así mismo, todos los servicios en general van a tener retos importantes a lo largo de todo el año.

Por todo esto, sería importante que exista una reforma fiscal, pero sin que se incrementen los impuestos, de este modo expertos del sector afirman que la economía tendría posibilidades de reactivarse. Para ello es necesario establecer esquemas estratégicos para que la recaudación no caiga. Además, es fundamental generar condiciones para que los ciudadanos puedan generar riqueza.

Lo que se espera del déficit fiscal 2021

El gobierno de López Obrador tiene una postura muy disciplinada para intentar mantener el nivel de deuda pública. Sin duda que la caída de los ingresos en el sector de exportación se debió a la pandemia y por ello creció el nivel de deuda pública con respecto al PBI.

Con esto, lo que queremos decir es que la deuda es porque no hay tantos ingresos y debido a eso se tiene menos flexibilidad para conseguir recursos para abonar la deuda.  Cabe destacar que el gobierno intentó con otros esquemas compensar la falta de ingresos que sufrió México.