El trabajo que llevan a cabo algunas de las empresas que ofrecen el servicio de outsourcing en México generan polémica desde hace algunos años. Así mismo, el tiempo pasó y nunca se tomaron medidas al respecto.

El año 2020, fue el gobierno de López Obrador quien lanzó una propuesta de reforma con el fin que los colaboradores perciban los beneficios de lo que Ley Federal del Trabajo estipula. El problema está en que reiteradas veces las empresas de outsourcing evaden la ley para ahorrar dinero.

Por el momento sigue la discusión y se espera que después de las elecciones se tome una decisión concreta al respecto. A continuación, detallaremos los puntos más importantes y cómo impactaría a las empresas.

Los puntos más importantes que se esperan de la reforma

Por supuesto que, si la reforma se lleva a cabo, habría sectores muy perjudicados. Bajo esta modalidad, por lo menos, trabajan más de 4 millones de personas, las cuales sufrirán un impacto en sus trabajos. 

La finalidad de la reforma es que las condiciones laborales de los empleados mejoren y que se evite que las empresas como los outsourcing se aprovechen del modelo.

Los puntos que busca regular la reforma son los siguientes:

  1. Prohibición de subcontratación de personal: por ejemplo, una persona física o moral no podrá proporcionar a otra el servicio de sus empleados. Habrá algunas excepciones específicas.
  2. Estará permitida la prestación de servicios especializados o actividades que no forman parte del objetivo de la empresa que contrata el servicio.
  3. Responsable solidario: la empresa que recurre a un tercero para la contratación de personal para servicios especializados será el responsable de dichos empleados y no la empresa contratada.
  4. Autorización: deberán solicitarla a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, aquellos que ofrezcan servicios especializados y tendrá que ser renovado cada 3 años.
  5. Agencias de colocación: aquellas que estén enfocadas al proceso de reclutamiento, selección, entrenamiento y capacitación estarán permitidas; pero no estarán consideradas en el patrón.
  6. Servicios especiales y de colocación: la contratación de estos servicios no será sujeta a deducción y las irregularidades serán consideradas como fraude fiscal.
  7. Colaboradores: los mismos tendrán que tener las prestaciones correspondientes sin importar cómo hayan sido contratados.

Incertidumbre de las empresas por la posible Reforma Laboral

Las empresas de México se encuentran en un momento crítico ante la posible reforma, ya que no le es posible planear una estrategia para este año. Con el panorama y los cambios que se esperan, podrían ocasionar muchos impactos.

La Reforma Laboral impacta en muchos puntos en contra de las empresas, por ejemplo:

  • El personal no podrá ser contratado por un tercero
  • Aquellos que brinden cualquier servicio tendrán que solicitar un permiso para realizar la actividad

Si bien, como mencionamos al comienzo del texto el objetivo de esta reforma es proteger al trabajador y dar justicia a los negocios en México, pareciera que esas medidas no llegarían a concretarse. Por lo contrario, algunos de los puntos de la reforma indican que solo generarán incertidumbre a las empresas tanto para el sector local como internacional.

Acuerdo entre el Gobierno, empleados y empresarios

Si bien la reforma en la actualidad todavía está inconclusa y no se tomó ninguna decisión concreta al respecto hay un acuerdo entre las partes:

  • Todos los sectores se comprometen a trabajar para terminar con las malas prácticas de algunas empresas con el modelo de subcontratación.
  • Cálculo de la PTU: podría cambiar la forma de cálculo, cuánto y también de quien lo paga y bajo qué modalidad.
  • Empresas de subcontratación: se invita a las mismas a terminar con las malas prácticas.

Recordemos que es sencillo verificar si una empresa de subcontratación es legal o no. Por lo que si una empresa cae en la modalidad ilegal es su responsabilidad. Cabe destacar que en México también existen las empresas de tercerización que ofrecen el servicio de subcontratación de empleados con todo lo que la ley establece.