Si bien el outsourcing en México es un esquema legal que está regulado por la Ley Federal del Trabajo, también hace muchos años comenzó a ser una modalidad irregular para algunas empresas. Esto es lo que hace que la práctica genere muchas críticas, por así llamarlo.

Dicho esto, el gobierno actual de Manuel López Obrador, lanzó la reforma de la Ley Federal del Trabajo para erradicar con la evasión fiscal y el incumplimiento de obligaciones con los trabajadores

Según indicaron especialistas en el sector de derecho laboral, en México existen empresas que no registran a sus empleados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social. Además, no declaran lo que reciben de sueldo y a su vez no les permiten crear antigüedad, por lo que tampoco es posible el reparto de utilidades. 

Esta situación ya se visualiza hace muchos años, en los cuales se fueron creando más empresas de outsourcing de servicios. Estas pequeñas compañías ofrecen el servicio a empresas más grandes para que estas no tengan que contratar directamente a sus empleados.

¿El beneficio?, ante la ley no poseen trabajadores a los cuales le tengan que pagar utilidades. Así mismo, estas compañías grandes son las que más utilidades generan y por eso son una pérdida para el estado en cuanto a la recaudación fiscal.

Hoy en día, en el país son aproximadamente 8 millones de personas los que trabajan bajo la modalidad de subcontratación. Esta cifra se convierte en una pérdida de 50.000 millones de pesos en concepto de Seguro Social.

¿Cómo funciona la subcontratación en México?

Para entender un poco más en detalle porque se pretende modificar la ley de outsourcing en México, vamos a detallar cómo funciona el modelo en el país. Desde el año 2012 que se encuentra vigente y desde ese momento las empresas tuvieron la posibilidad de tercerizar sus servicios a otras compañías.

De hecho, una de las prácticas que más se realizan en México es la externalización delreclutamiento de personal. De este modo se bajan los costos y no es necesario contar con un sector de Recursos Humanos.

Los puntos más importantes de la Ley Federal del Trabajo, son los siguientes:

  1. Actividades de las empresas: la modalidad de subcontratación no puede abarcar la totalidad de las actividades que se lleven a cabo en la compañía.
  2. El outsourcing de servicios debe justificarse por su carácter especializado.
  3. Esquema de subcontratación: el mismo no podrá comprender tareas iguales o parecidas a las que hacen el resto de colaboradores de la empresa contratante.
  4. Contratos: los que se concreten entre las empresas que solicitan los servicios y la empresa contratistas deben establecerse por escrito.
  5. La empresa que contrate los servicios debe estar seguro de que el contratista cumpla con la seguridad, salud y medio ambiente de los empleados.

Ventajas y desventajas del outsourcing para las empresas

Como mencionamos al comienzo del texto, el outsourcing es uno de los procesos más utilizados en la actualidad por las empresas medianas y grandes en México. Por supuesto que lo realizan por las ventajas que encuentran son muchas:

  • Los costos se reducen, ya que las empresas de outsourcing economizan por ejemplo los gastos en cuanto a la tecnología y a la inversión de infraestructura.
  • Las empresas gracias a la modalidad de subcontratación disponen de más recursos, como los humanos y tecnológicos.
  • La actividad principal de la empresa se fortalece, ya que pueden enfocarse al 100% en ellas. Además, puede evitar usar recursos financieros y humanos en sectores que no son importantes para el negocio.
  • Aumento de calidad y productividad gracias a la contratación de personal especializado en determinada área.

Así como las empresas que contratan el servicio de outsourcing se benefician en ciertos aspectos, también se perjudican en otros:

  • Dependencia con el proveedor de los servicios: esto sucede porque se externalizan determinadas actividades
  • Capacidad de aprendizaje: al realizar la subcontratación, algunas empresas pierden el contacto directo con distintas metodologías y tecnologías.
  • Entrega de datos: es otro de los puntos importantes que no beneficia a las empresas es que en ciertas ocasiones las compañías externas precisan ingresar a datos relevantes que deben ser proporcionados por las empresas.

En pocas palabras, se pretende modificar la ley de outsourcing en México para terminar con las malas prácticas que llevan a cabo algunas empresas. Así mismo, en el país existen otras tantas que ofrecen el servicio de tercerización y cumplen con todo lo que la ley establece.