Contratar el servicio de tercerización sin duda es una decisión acertada para muchas empresas. Este servicio aporta muchos beneficios tanto para las compañías como para los trabajadores. A estos últimos, les garantiza un desempeño de actividades en condiciones dignas de trabajo y con todas las prestaciones de ley.

Cabe aclarar que estos beneficios son reales si la empresa de tercerización que se contrata es LEGAL. Esto significa que a la hora de tomar esta decisión es importante estar seguro de este punto.

Sin duda que esta modalidad “ayuda” a fomentar el empleo formal, por eso detallamos las 10 razones más importantes por la cual contratar el servicio de tercerización:

  1. Pequeñas y medianas empresas: potencia el empleo.
  2. Las empresas pueden enfocarse en la actividad principal del negocio.
  3. Cargas administrativas: las mismas se reducen, ya que se delegan los procesos administrativos de la nómina.
  4. Implementación de las actualizaciones legales laborales requeridas: en los procesos de software.
  5. Recursos humanos: mejora la administración del sector.
  6. El mismo proveedor (empresa de tercerización), se encarga de impartir los servicios de reclutamiento, nómina y capacitación.
  7. Evaluación de personal: esto se hace antes de realizar la contratación. La empresa de tercerización se asegura que el futuro trabajador sea un profesional en el sector que tenga que desarrollar las tareas requeridas.
  8. Empleados: disponen de un sector de Recursos Humanos el cual les ofrece asistencia y apoyo en todo momento.
  9. Modelo flexible: se puede adecuar el tamaño y los costos de las operaciones de acuerdo a las condiciones del mercado.
  10. Empresas: rentabilidad en el negocio.

¿Por qué las empresas deciden realizar la tercerización de servicios?

Los motivos son muchos y las preguntas que surgen en el camino también lo son. Uno de los puntos que se tienen en cuenta, es que la empresa desea crecer y para eso necesita dinamismo y ligereza.

A continuación, podrás ver los porcentajes y las opiniones de las empresas encuestadas:

  • El 27.4% de las empresas decide contratar el servicio de tercerización porque les aporta flexibilidad en los sectores de servicios y operaciones.
  • El 20.6% lo hace con el objetivo de mejorar su productividad.
  • El 11.8% decide tercerizar para que el personal de determinada área sea profesional. Si lo hicieran de otro modo sería mucho más elevado el costo.

Por supuesto que también en el mercado se encuentran aquellas empresas que desconfían del modelo de tercerización y las razones que imparten son las siguientes:

  • El 15.7% posee temor en perder la dirección y el control del proceso.
  • El 14.6% que no exista un acuerdo con la cultura de la empresa.
  • El 11.9% desconfían de que la calidad va a mejorar.
  • El 10.5% tiene miedo a que surja el conflicto sindical y laboral.

¿Cuáles son las ventajas de la tercerización?

La tercerización es muy utilizada en distintos países del mundo y también lo es en México. Este modelo de contratación suele ser muy utilizado por empresas que precisan servicios relacionados con las nuevas tecnologías.

Dicho esto, la mayoría de las veces se contratan profesionales en el sector de diseño gráfico, desarrollo comercial, marketing digital, entre otros tantos. Pero, todavía no respondimos la pregunta: ¿por qué es ventajosa esta decisión?

Sin duda la respuesta principal es que permite a la empresa que contrata estar completamente seguro de que va a tener profesionales en cada sector con costos inferiores. Además, los tiempos de ejecución serán mejores.

Por ejemplo, una empresa dispone de capacidad comercializadora y la misma está enfocada a llevar a cabo proyectos complejos, obtendrá muchos beneficios de la tercerización, ya que los costos serán bajos.

Ahora bien, hablemos del área de Recursos Humanos, gracias a la delegación de determinados sectores, es posible centrarse en aquellos grupos de trabajo que desempeñen labores en la empresa.

Esto es factible, porque la plantilla fija es menos numerosa y por ello se puede realizar un seguimiento más específico de cada uno de los empleados. Además, estos trabajadores disponen de mejor ánimo, ya que su estrés disminuye al tener una carga de trabajo inferior. Todo esto se simplifica en un solo beneficio: la productividad aumenta.