Sin duda es imprescindible contratar a un buen sistema de reclutamiento, ya que será necesario para aumentar la productividad de tu empresa.

Seguramente te estarás preguntando cuál es la función de la compañía que ofrece el reclutamiento. Aquí la respuesta: su oficio es seleccionar aquellos perfiles que cumplan con todos los requerimientos necesarios para cumplir con la labor. De este modo, se disminuyen los índices de rotación, que resultan muy costosos.

Dicho esto, la primera tarea que tendrás como empresa es buscar un reclutador acorde a tus necesidades y con todo lo que la ley establece. Por eso, a continuación, te enseñamos aquellas habilidades y competencias que deberás tener en cuenta.

  1. Selección de sistema de reclutamiento

La función del reclutador es fundamental para la gestión de los recursos humanos de la empresa. Esto es así, ya que facilita el proceso de buscar talentos. Además, existen algunas empresas con las cuales es posible hacerlo de manera online.

Se sincroniza toda la información de todos los posibles candidatos, se filtra y se selecciona la persona indicada para cubrir el puesto que se requiera en ese momento.

Además, una ventaja muy importante es que el reclutador es interno. Esto significa que la misma empresa podrá crear los puestos disponibles y recibir las postulaciones. Esto es un punto a favor porque se tiene una visión completa de las necesidades de la organización.

Si bien la mayoría de las veces el tiempo para encontrar un talento es escaso, es fundamental tener en cuenta un aspecto: dominio del lenguaje corporal. Por esto, es importante detectar los gestos de la persona y su modalidad.

Por supuesto que, si se encuentra al talento adecuado, se le deberá ofrecer condiciones laborales dignas y confianza para con la empresa.

  1. Habilidades y conocimientos requeridos

En el mundo laboral cada vez se escuchan con más frecuencia estas dos palabras: “soft skills” y esto se debe a que estas competencias sociales solo se adquieren en la vida diaria:

  • Actitud emprendedora
  • Liderazgo
  • Visión estratégica
  • Transversalidad
  • Óptima gestión del cambio

Otra de las funciones que tiene el reclutador es ofrecer determinadas competencias específicas. Actualmente, una de las actitudes necesarias que se busca es que sepan diferenciar aquellos perfiles que poseen actitud en los entornos virtuales, como por ejemplo redes sociales (herramienta muy utilizada para publicitar el negocio).

Otro punto a tener en cuenta, es que el reclutador ideal debe conocer y saber encontrar al perfil adecuado para desarrollar la tarea requerida.

Por supuesto que las entrevistas a la persona seleccionada pueden ser presencial o de manera remota, pero no hay dudas de que el reclutador tiene que ser experto en las competencias digitales. Algunos utilizan un software de reclutamiento para comenzar la búsqueda.

Dicho todo esto, el último paso que se debe cumplir, es una vez seleccionado el talento, construir y establecer una relación de confianza. La cual (sería lo ideal) deberá permanecer a lo largo del contrato. Otro aspecto sumamente importante a la hora de buscar un sistema de reclutamiento ideal es la comunicación.

Reclutamiento interno: beneficios

Como mencionamos en el texto, el reclutamiento interno es un proceso de selección de trabajadores realizado por la misma empresa y en determinadas ocasiones lo hacen a través de una plataforma. En el caso de México se puede utilizar la de recluta online.

Los beneficios de realizarlo de este modo son muchos y los mencionamos a continuación:

  • Reducción de costos: solo se tendrá el costo de contratar a la plataforma en la cual se van a publicar los anuncios.
  • Reduce los tiempos de selección: por ejemplo, en los tiempos de evaluación. La empresa desde un primer momento podrá comparar las actitudes y habilidades de cada postulante.
  • Herramienta de reconocimiento: al contratar personal nuevo, es posible beneficiar a aquellos empleados que ya permanecen en la empresa y ofrecerles un puesto superior.
  • Conocimiento de habilidades y fortalezas del candidato: antes de comenzar con las entrevistas ya se pueden conocer las fortalezas y habilidades de cada uno.