En la actualidad es muy común que en las empresas existan plantillas multiculturales constituidas por profesionales de diferentes nacionalidades. Esta nueva modalidad de contratar a trabajadores de distintos países, significa sin duda una fuente de riqueza para la empresa.

Las compañías que cuentan con estos profesionales están ampliamente preparadas para desarrollar el liderazgo y superar a su competencia. Por supuesto que es necesario aplicar debidamente las habilidades de cada uno de los empleados, escucharlos y también promover las ideas de ellos.

¿Cuáles son las ventajas de poseer plantillas multiculturales en la empresa?

Esta modalidad de contar con profesionales de diferentes países, aporta amplios beneficios para la empresa. A continuación, detallamos cuáles son:

  • Competencia: llegar a más mercados y clientes. Además, conseguir más productos.
  • Proyección internacional: gracias a la diversidad de idiomas.
  • Aumento de nivel: tanto en la gestión multifocal de los retos como en la creatividad.
  • Equipos de trabajo: son más eficientes y compensados.
  • Entorno cambiante: por más que sea así, la capacidad de adaptación es buena.
  • Valores: equipo de trabajo en los que predomina el respeto y la sensibilidad cultural.

Los retos de la empresa por poseer una plantilla multicultural

Si bien, disponer de una plantilla con profesionales de distintas partes del mundo tiene sus beneficios, la gestión de estos trabajadores también significa un reto para los contratantes.

Los más importantes que deben tener en cuenta para lograr un eficaz proceso de trabajo, son los siguientes:

Gestiones de diferentes culturas

Este punto es muy importante, ya que es fundamental que la gestión de las diferentes culturas sea equitativa. De este modo se evitarán los posibles conflictos o en el caso de que existan se podrá lograr que su impacto no llegue a mayores.

Disfrutar y potenciar la diversidad

Los planes de capacitaciones deben adaptarse a la realidad de cada una de las culturas, con el objetivo de que cada una de ellas pueda desarrollarse de la misma manera. Esto no quiere decir que deban pensar de la misma forma.

La mayoría de las veces, estas tácticas inclusivas que se utilizan ayudan a que no existan conflictos, al mismo tiempo mejoran los resultados de la empresa. Así mismo, el contar con profesionales de distintas culturas ya le aporta liderazgo a la compañía, pero es importante conseguir que esos profesionales están enfocados en un mismo objetivo.

Prestarles atención a las discriminaciones

Este aspecto es muy importante tanto para la empresa que contrata como para los mismos trabajadores. Es que para gestionar una plantilla de distintas nacionalidades es necesario conocer las leyes vigentes relacionadas con la discriminación, religión y creencia.

Por supuesto que cada uno de los trabajadores debe sentirse seguro de que si existiese un posible caso de discriminación se tomaran las medidas necesarias. El objetivo es que ellos se sientan cómodos en el lugar de trabajo, como cualquier otro.

Procesos de selección

Cuando una empresa está en la búsqueda de un profesional para cubrir determinada área no es necesario que sea de otro país, ese no debería ser el objetivo principal. El mismo tendría que ser que esos candidatos tengan capacidades profesionales que cubran las expectativas del puesto. 

En la actualidad se está usando mucho, no solicitar una foto o la nacionalidad en el curriculum. De este modo se evita que ese candidato sea seleccionado por su aspecto o procedencia y lo sea por sus habilidades profesionales y personales.

Flexibilidad y adaptabilidad

Este aspecto es fundamental en las empresas, tanto para aquellas que poseen trabajadores de una misma nacionalidad o variada. Ofrecer flexibilidad de horarios, días y además beneficia a la productividad de ellos.

Pero vamos a lo que nos importa: las plantillas multiculturales. En muchos casos es necesario otorgar determinados periodos de vacaciones en función de cada trabajador.

Además, suelen necesitar espacios como por ejemplo para llevar a cabo una práctica religiosa. Otro aspecto a tener en cuenta, el comedor de la empresa. Muchas veces es necesario incorporar un menú o varios para cubrir las distintas nacionalidades.

Hoy en día es muy frecuente que las empresas tengan plantillas multiculturales, por los beneficios que le aportan. Si estos equipos de trabajo son gestionados como corresponde, sin duda que el éxito estará más cerca.