Los meses de pandemia hicieron que muchos trabajadores comenzaran a realizar sus labores desde sus casas y esta modalidad se ha multiplicado ampliamente. Pero esto también trajo aspectos negativos y uno de ellos es el tecnoestrés.

Por el momento esta “patología” no es considerada una enfermedad, pero sin duda que afecta a la salud laboral. A lo largo de este texto vamos a analizar cuáles son los factores que lo ocasionan y las claves para hacerle frente.

Si bien, son más los factores positivos que aporta el teletrabajo, como el equilibrio entre la vida profesional y personal, es necesario que las empresas implementen ciertas medidas para regular la práctica. Algunas de ellas son: soporte técnico, desconexión digital a tiempo, capacitación de nuevas tecnologías, etc.

¿Cuáles son las causas que aumentan el tecnoestrés en el trabajo?

No es lo mismo trabajar de manera remota que hacerlo desde la oficina en conjunto con otros compañeros. De hecho, los horarios suelen ser completamente distintos. Desde el hogar es más sencillo combinar el ocio, el trabajo y la vida personal.

Pero no todo es color de rosa como parece, en muchas ocasiones los empleados que realizan home office no poseen tanta flexibilidad como parece, ya que la conexión digital dura muchas más horas que las establecidas por contrato.

Otro punto importante es que el trabajador debe desarrollar a la perfección determinadas competencias y habilidades para lograr con éxito sus tareas. Muy distinto sucede en el trabajo tradicional que los trabajadores pueden recibir apoyo constante.

Por supuesto que las responsabilidades son compartidas, el empleado deberá cumplir con su parte, pero también la empresa tendrá que garantizar un espacio seguro de trabajo.

¿Cómo prevenir los casos de tecnoestrés?

Existe una Ley del Trabajo a Distancia en la cual se detalla la responsabilidad que posee la empresa de cuidar la salud laboral de cada uno de sus empleados que trabajo bajo la modalidad home office.

A continuación, detallamos cuáles son las claves más importantes que se deben tener en cuenta para prevenir o reducir el tecnoestrés:

  • Establecer un horario: lo más importante es que las dos partes estén de acuerdo. Definir un horario de comunicación es la clave para generar un buen diálogo entre el equipo de trabajo. Así mismo, es necesario que se establezca un horario de desconexión. La misma puede estar registrada para que no exista ningún tipo de problema con los superiores.
  • Soporte técnico: es necesario aumentar los recursos para esta área. Sucede que aquellos trabajadores que lo hacen desde sus casas en muchas ocasiones padecen incidencias informáticas. A veces para la empresa les resulta complicado tener un control total del mantenimiento y actualización de los equipos tecnológicos. Por todo esto, se aconseja que el equipo que realiza home office esté capacitado para resolver cualquier problema en el mejor tiempo posible.
  • Alternativas para la parte emocional: no es lo mismo trabajar en equipo que de manera solitaria desde el hogar. Por ello es importante que las empresas ofrezcan contención y promuevan actividades de ocio entre ambos equipos. De esta manera se podrá mantener la conexión y las relaciones personales entre compañeros.
  • Gestión del tiempo y herramientas digitales: el desempeño del equipo de trabajo en gran parte dependerá de si son conscientes del tiempo del cual disponen para lograr las tareas establecidas. Gestionar ese tiempo de manera eficiente aporta grandes beneficios. Además, es sumamente importante que el personal reciba las capacitaciones necesarias para aprender sobre las nuevas gestiones y herramientas digitales.

Tipos de tecnoestrés

Tecnofatiga

Está relacionado con el cansancio mental ocasionado por el exceso de información derivada de internet. Algunas de las consecuencias que puede producir: dificultad para comprender y la retención de nuevos datos afecta a la concentración.

Tecnoadicción

Es la necesidad que tiene la persona de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación en todo momento y por mucho tiempo. Para ellos es sumamente importante saber sobre los avances tecnológicos y noticias del tema.

Tecnofobia

En este caso, las personas que lo padecen tienen fobia hacia la tecnología. No quieren utilizarla de ningún modo, ya que se sienten incapaces de poder manejarlas.