El outsourcing en México imparte muchas posibilidades para las empresas de todos los tamaños, ya que lo utilizan para hacer negocios, entre otras cosas. Si bien es cierto que en la actualidad no está bien visto porque se abusó del esquema, en su momento estuvo como primera opción.

A lo largo de este texto, te mostraremos la evolución del outsourcing en México a lo largo de los años.

Evolución del outsourcing en México

Aunque este esquema recién en el año 2012 se incluyó en la Ley Federal del Trabajo, ya hace más de 40 años que las empresas contratan otros servicios a otras empresas. Los más comunes de estos momentos, eran: servicios de vigilancia, limpieza, comedor y mantenimiento.

Por supuesto que, como todo, el concepto de outsourcing fue evolucionando, al comienzo las empresas se hacían cargo de todos los procesos que realizaban, pero eso les provocaba costos altos. A medida que fueron pasando los años:

  • Años 80: a mediados de estos años, una nueva modalidad del outsourcing comenzó a hacerse más fuerte: la flexibilidad. La misma, ofrecía la posibilidad de contratar determinados servicios externos para las tareas de la empresa.
  • Años 90: en estos años, el esquema de outsourcing cambió hacia la reubicación de recursos y servicios que permitan la maximización y especialización de los negocios.
  • Apertura comercial: en este momento, México permitió la entrada de nuevas y muchas disposiciones de operación y trabajo. Por ejemplo, se dio utilizó el modelo de Outsourcing y los primeros beneficiarios fueron las maquiladoras.
  • Año 2009: el 16% de las empresas usaron outsourcing
  • Año 2010: el 8% de las empresas apostaron por el esquema,
  • Año 2013: uso de outsourcingel16% corresponde a servicios financieros; 13% a manufacturas; 12% a servicios; 7% a alimentos y bebidas y con 6% están automotriz; y electrónicos e informática.
  • Año 2014: aumentó del 27% de contratos bajo esta modalidad.

Como se puede visualizar la confianza de las empresas ante el modelo de outsourcing fue cambiando a medida que los años pasaron.

En México, como ya todos sabemos el esquema de outsourcing no es nada nuevo, de hecho, en los últimos 20 años fue creciendo de manera considerable. Hoy en día más del 40% de los trabajadores mexicanos lo hacen bajo este esquema. Se espera, además, que siga creciendo, pero esto va a depender de si se reforma o no en durante las elecciones de los próximos meses.

Otro dato a tener en cuenta, es que el país mexicano ocupa el segundo sitio en el desarrollo de tercerización de servicios dentro de los países de América Latina. Es más, se pronostica que los millones de dólares por estos servicios correspondan al 2% del total global.

Actualidad de outsourcing en México

Como pudimos observar el esquema tuvo mejores años que otros, pero lo que sí podemos afirmar es que nunca se dejó de utilizar. Las empresas cada vez más contratan este servicio para tercerizar alguna actividad.

Las ventajas son muchas, pero también existen los contras que resultan de usar el outsourcing abusivo, que es lo que sucede hoy en día. Es por esto que se pretende modificar la Ley Federal del Trabajo, ya que en muchas ocasiones es implementado sólo para realizar evasión fiscal e incumplir con las obligaciones con los trabajadores.

En México, hay algunas empresas (porque no son todas), que no registran a sus trabajadores ante el IMSS y por supuesto que tampoco declaran su salario verdadero, ni se les reconoce antigüedad.

Este fenómeno, lamentablemente es muy conocido en el país, donde las empresas grandes, contratan a las compañías de outsourcing de servicios y de este modo se liberan de realizar la contratación directa de sus empleados. Esto significa, que ante la ley no poseen trabajadores o los cuales les deban abonar utilidades.

En la actualidad, se estima que cerca de 8 millones de trabajadores se encuentran bajo este sistema de subcontratación. Por ello las críticas que se pueden escuchar hoy en día son muchas, y todos están a la expectativa de lo que la nueva reforma pueda ocasionar.