Todos atravesamos por momentos de nuestra vida en los que todo parece ser un caos. Nuestro trabajo, las relaciones interpersonales, la salud, el dinero, y todo lo que nos rodea se mantiene en conflicto. Entonces, ¿por dónde comenzamos? O mejor dicho, ¿cómo podemos poner orden a tanto caos? En esta guía te lo contamos.

El secreto para poner en orden tus ideas

Cuando nuestra vida está atravesando por un completo caos y desorden, siempre tenderemos a buscar herramientas que nos permitan estabilizar nuestras emociones. Algunas personas se desahogan escribiendo, mientras que otras deciden hablar con sus seres queridos, practicar yoga, o simplemente salir a hacer ejercicio. De esta forma, encuentran un pequeño rescate de su constante dolor.

Pero hoy no hablaremos de escritura ni de técnicas de relajación, sino del verdadero secreto mediante el cual será posible ordenar nuestras ideas y emociones, en tiempos de caos. Hablamos nada más ni nada menos que del dibujo. Dibujar puede sernos de gran ayuda a la hora de atravesar por momentos de gran estrés y tensión emocional.

“Dibujar es la sinceridad enmascarada en una pirueta”.

-Claude Serre-

¿Por qué crees que los psicoterapeutas utilizan test de dibujos para conocer mejor a las personas? Esto sucede debido a que los dibujos plasman nuestra más sincera realidad, aunque verdaderamente la estemos manifestando de manera inconsciente.

En momentos de caos y desorden, somos incapaces de comprendernos y de saber qué es lo que verdaderamente nos sucede. En algunas ocasiones, nuestros propios conflictos nos llevan incluso a alejarnos de nosotros mismos, a tal punto, que ni siquiera sabemos quiénes somos realmente. Es por esto que, ante este tipo de situaciones, lo primero que debemos de hacer es detenernos.

Cuando te sientas verdaderamente hundido, y no sepas cómo salir del pozo, simplemente detente. Detén tus pensamientos y tu vida misma. Consigue lienzo, algunos colores o pintura, y simplemente deja que tus manos dibujen y que tus pensamientos se expresen. No importa que no sepas dibujar o pintar, se trata tan solo de que tu mente pueda expresarse libremente, sin represiones.

Toma el papel en blanco, y simplemente deja que tus manos te guíen. No pienses en el resultado de tu obra, sino que tan solo concéntrate en lo que quieres expresar. Deja que tus manos y tu mente fluyan, para así poder liberarte del tormento de tus pensamientos.

¿Por qué sentimos paz al dibujar?

Existen varios estudios científicos que confirman que el arte de dibujar puede traernos grandes beneficios a la hora de ordenar nuestras ideas. Uno de ellos, fue realizado en Alemania, en la Universidad Erlangen-Nuremberg, en donde se tomó a un grupo de 28 personas de las cuales un 50% recibió clases de dibujo, para así luego crear sus propias obras de arte. El otro 50% del grupo tan solo participó en discusiones sobre la temática.

Los dos grupos de personas fueron sometidos a resonancias magnéticas funcionales, antes y después de realizar el experimento. El primer grupo, en donde las personas realizaron sus propias obras de arte, mostró un significativo aumento en la conectividad neuronal de sus participantes, área del cerebro relacionada con la introspección, el auto-monitoreo y la memoria. Los investigadores sugirieron que este resultado fue posible gracias a la combinación de estímulos motores y cognitivos.

Según lo dice Leonardo Palacios, neurólogo de Colsanitas y profesor de la Universidad del Rosario, el arte es una manera de conectarnos con algo que va mucho más allá de lo que percibimos cada día. Además, el científico añade que:

“la pintura promueve el desarrollo de ambos hemisferios cerebrales, facilita el aprendizaje de la lectura, de habilidades matemáticas; mejora la coordinación ojo-mano, permite manejar conceptos de color, forma, distancia, ritmo, etc. Es casi inconcebible el desarrollo humano sin las artes”.

¿Qué piensas acerca del arte?, ¿Tienes alguno favorito, para utilizarlo como escudo en tus peores momentos?