Cuando estamos desempleados por mucho tiempo, y hemos buscado trabajo pero no lo hemos conseguido, puede que nuestra mala suerte se deba tan solo a una mala estrategia en la búsqueda, o bien a la falta de conciencia en lo que respecta a nuestros puntos débiles. En esta guía te daremos algunos consejos para que puedas incrementar tus posibilidades de conseguir empleo.

¿Qué hacer cuando estamos desempleados y no conseguimos trabajo?

Si bien es cierto que existen países del mundo en los que los empleos no suelen abundar, también es verdad que después de una larga búsqueda, todos deberíamos de encontrar nuestro propio empleo. Las personas que ya han trabajado antes, y que no tienen ningún tipo de impedimento legal o físico, deberían de poder encontrar un nuevo empleo sin mayores dificultades.

En promedio, encontrar un nuevo empleo no demora más de 6 meses. Si luego de ese tiempo una persona aún no ha encontrado trabajo, puede que su mala suerte se vincule directamente con su estrategia de búsqueda, o bien con su falta de consideración en lo que respecta a sus cualidades negativas.

Todos debemos de tener nuestro propio trabajo, no solo por el factor económico, sino también por nuestra propia autoestima y salud emocional. Una persona que pasa desempleada por demasiado tiempo puede llegar a experimentar desniveles en su autoestima, e incluso trastornos emocionales de elevada complejidad, como la ansiedad o la depresión.

Pero entonces, ¿qué hacer cuando llevamos más de 6 meses desempleados y no logramos conseguir empleo por ningún medio? A continuación te lo contamos.

Hora de realizar una evaluación

Si hace muchos meses que buscas empleo y no lo consigues, quizás es hora de que comiences a realizar tu propia autoevaluación. Pero, ¡cuidado!…realizar una autoevaluación no significa culpabilizarnos o atravesar por una especie de martirio auto-infligido, sino todo lo contrario. Se trata únicamente de un análisis inteligente en base a las estrategias y recursos que estás utilizando para realizar tu búsqueda

Lo primero que debes de plantearte es la siguiente pregunta: “¿Qué he hecho en estos últimos meses para encontrar trabajo?”. Puede ser haber entregado currículums en ciertas empresas, haberte postulado a llamados por internet, haber mejorado tus habilidades profesionales, entre otras cosas.

También puedes preguntarte si has mencionado a otras personas sobre tu búsqueda laboral. ¿Les has dicho a tus amigos que necesitas empleo?, ¿de qué forma lo has dicho?, ¿en qué circunstancias?, entre otras preguntas.

Encuentra una estrategia de búsqueda apropiada

Cuando nos encontramos desempleados, la mayoría de las personas solemos lanzar nuestros currículums a cualquier oferta laboral, sin ni siquiera considerar las solicitudes y exigencias de la oferta, o bien si nuestro currículum es apto para dicha vacante. Lo primero que debemos de saber, es que no todas las ofertas laborales a las que nos postulamos requieren de un mismo currículum. En la mayoría de los casos, tendremos que adaptar nuestro CV o carta de presentación a cada oferta.

Por otra parte, también existen personas que no suelen decir a sus amigos y conocidos el hecho de que están buscando empleo. Debido a estereotipos sociales, hay quienes sienten vergüenza por no tener empleo, algo que no se justifica bajo ningún motivo. Además, si nuestro entorno no sabe que estamos en la búsqueda de empleo, se nos cerrarán muchísimas puertas.

Si estás buscando empleo, recuerda los dos consejos claves a tener en cuenta:

  • Adapta tu currículum y carta de presentación a cada oferta laboral.
  • Informa a tu entorno que estás buscando empleo (cuantas más personas lo sepan, mejor).  

Una buena agenda

Siguiendo con el consejo anterior, el de informar nuestra situación de desempleo a nuestro entorno, es importante que recordemos que el hecho de ampliar nuestra agenda de contactos siempre será algo positivo. Cuantas más personas conozcas, tendrás más posibilidades de que alguna de ellas te vincule a una propuesta laboral. Por esto motivo, recuerda que estar desempleado no es motivo para encerrarte dentro de tu casa y no salir a ningún sitio, sino todo lo contrario.

Además, si no consigues trabajo por ahora, ¡no te preocupes! Utiliza todo tu tiempo para formarte y aprender nuevas habilidades. Te aseguramos que en un futuro te serán de gran utilidad. Recuerda siempre, tu actitud es la clave de tu propio éxito. Sea cual sea la situación por la que estés atravesando, nunca olvides mantenerte positivo y enfocado en tus metas.